jueves, 10 de julio de 2014

Un caso de Orientación Psicológica (Modelado)


MODELAJE DE UNA INTERVENCIÓN DE ORIENTACIÓN PSICOLÓGICA
(Dr. Carlos López Haz) 
 
Caso Diana
(Nombre falso)
 

1.      HISTORIA DEL CASO

 

Diana es una  mujer joven de 29 años de edad, soltera que se desempeña como profesora de nivel medio en un colegio fiscal de la ciudad, su vida profesional ha estado ligada a la educación de jóvenes. Para ella la tarea que realiza es de mucha importancia y significación; proviene de una familia de clase social media, que siempre ha estado ligado al magisterio, es decir la educación, al punto que afirmar que ser  profesora lo lleva en su sangre. Su adolescencia transcurre sin mayores inconvenientes en lo que hace referencia al plano de su vida socio-familiar y estudiantil, en la cual en esta última parte ha generado muchos premios y reconocimientos los mismos que contribuyen en Diana a generar una gran autovaloración y autoimagen.

 

Las dificultades que han complicado la vida y el desarrollo de Diana desde su adolescencia tienen que ver con sus encuentros con el amor y en particular con su vida sexual. Para la consultante esos temas la han llevado a experimentar malestar y de padecimientos emocionales constantes, los cuales inician a sus 16 años. ... “mi vida ha tenido muchas vicisitudes con respecto a lo sexual, desde mi adolescencia cuando me inicié con un amigo que estaba muy triste e intenté consolarlo, teniendo un enamorado al que si quise y fue después que me relacioné sexualmente con este, el problema es que mantuve esta forma de relacionamiento por más de seis meses, hasta que me embaracé sin saber de quién”.

 

Con dos meses de embarazo la consultante decide dejar a su enamorado e irse con su amigo, pues ella cree que este es el padre del hijo que va a tener; viajan a los EEUU para casarse en el exterior, donde hasta un año posterior al parto, la relación su esposo es muy buena, hasta que este se torna violento, existe agresión física  y la obliga a mantener sexo, descuida la provisión alimenticia para la casa así como de otras necesidades fundamentales, lo que la obliga a pedir ayuda para regresar al país, situación que lo hace con apoyo de sus padres todo esto a espaldas del esposo.

 

A los tres meses de su retorno al país, ella vuelve a relacionarse con su anterior enamorado al que abandonó, con quien establece una relación sentimental, la cual dura hasta la actualidad y de la misma han procreado dos hijos. Esta nueva relación al poco tiempo se vuelve tormentosa para ella, en tanto su esposo inicia a manifestar una serie de conductas problemática como uso de la violencia física y verbal, hostilidad marcada a ella y sus hijas, consumo de sustancias alcohólicas, comportamientos que han deteriorado de manera importante la relación de pareja al punto de generar varias separaciones durante estos últimos 7 años.  Durante la tercera separación de esta pareja el compañero de la consultante establece un matrimonio con otra persona en la procrea un hijo, relación que mantiene hasta la actualidad.

 

 Para esta época de separación Diana conoce una persona con la que se relaciona y mantiene una relación sentimental discreta, de la que siente cariño y apoyo material, sin involucrarse afectivamente en esta. Cuando su expareja conoce de esta relación, reaparece en la vida de la consultante e intenta con éxito reconquistarla y separarla de la persona que se había relacionado. Cuando se produce el distanciamiento de esa relación sentimental, al poco tiempo, también se aleja nuevamente de ella, dejándola sin cumplir con la ayuda económica que le había ofrecido y a la que está obligada.

 

La consultante luego de varios meses de encontrarse sola nuevamente vuelve a relacionarse con otra persona, con quien y de manera similar a la anterior encuentra apoyo económico; relación que se ve interferida por la aparición del excompañero que al igual que la relación anterior, este vuelve a ejercer maniobras de aproximación a Diana y de amenazas contra el nuevo novio de la consultante quien finalmente se aleja.

 

Durante los últimos ocho meses donde la paciente ha visto repetidas la falta de apoyo del padre sus hijos y el incumpliendo de las responsabilidades económicas para estos, la consultante durante esta época, establece una tercera relación sentimental con un hombre 20 años mayor a ella, que quiere llevarla a vivir a la casa de este, situación que no es de la aceptación de Diana pues le queda lejos su trabajo así como los centros escolares de sus hijos. La diferencia consiste esta vez en que ella se encuentra un tanto involucrada con su nueva relación, además que valora los actos y acciones que ha realizado esta persona por ella y sus hijos.  

 

Al conocer la situación de Diana su expareja inicia y repite el formato que ha venido manifestando anteriormente, cuando ella establece alguna nueva relación sentimental, para lo cual intenta nuevamente aproximarse a ella para conquistarla. Dado que la seducción así como las amenazas de la expareja de Diana lanza al nuevo novio de Diana y al ver que esa estrategia no le da resultados, este decide aprovechando que la consultante con su novio salen de viaje un día instalarse en la casa de Diana.

 

2.- CARACTERIZACIÓN DEL SUJETO

 

2.1.- CARACTERIZACIÓN: Diana es una mujer de mediana edad (36 años), de condición socioeconómica baja, sin mucho interés en su arreglo personal, no es profesional, con grado de instrucción sólo de bachillerato.  Se muestra muy sociable y con un adecuado estilo de comunicación, donde se destaca su espontaneidad y claridad para plantear los problemas que se encuentra presentando así como la de configurar los diferentes campos y situaciones psicológicas que se encuentra padeciendo. La consultante es una persona trabajadora y muy responsable.

 

            En los planos más psicológicos, evidencia intervenciones caracterizadas por un lenguaje claro lógico y concatenado a la realidad, lo que revela la coherencia de los procesos del pensamiento, con respecto a sus procesos intelectivos son adecuados, en tanto es capaz de comprender y leer muy bien las situaciones a las que ella se puede exponer. En sentido general Diana opera en sus contextos personales, familiares y laborales con toda normalidad y adecuación de sus capacidades mentales superiores.

 

            En el plano emocional la consultante es estable, posee integrada a su desarrollo personal la capacidad de expresar y recibir afecto, lo que ha evidenciado en el establecimiento de sus relaciones sentimentales así como en el la relación con sus hijos. Sin embargo ella experimenta dificultad para lograr desprenderse de las relaciones sentimentales dado que tienen dificultad para tomar decisiones con respecto a este tema.

 

           

2.2.- MOTIVO DE CONSULTA: La consultante concurre a solicitar ayuda profesional,  por cuanto se encuentra experimentando estados de intranquilidad y tensiones que le quitan el sueño y la tienen intranquila e irritable, durante su actividades laborales y en su hogar. Esto a consecuencia de la situación que viene experimentando en una relación en la que se encuentra triangulada por su ex conviviente (expareja) y su nueva relación sentimental.

 

2.3.- DEMANDA.

2.3.1.- DEMANDA MANIFIESTA: Se concentra en torno a la presión que se encuentra vivenciando, por el retorno de su ex pareja y la encrucijada que esa situación la ha expuesto con respecto a su novio, con el cual ella indica tener no sólo afecto sino también planes de enseriar la relación.

 

2.3.2.- DEMANDA REAL: Se relaciona con la necesidad de ofrecer a su familia (sus hijos) una vida familiar tradicional, es decir un hogar con ambas figura parentales por un lado, mientras que por otro, se encuentra la idea de no ser desleal a su ex pareja, en tanto este es el hombre que la acoge primero, luego del fracaso que experimentó con su esposo con el cual vivió en los EEUU.

 

3.- REPORTES DE ENCUENTROS CON LA CONSULTANTE:

3.1.- ENCUENTRO EXPLORATORIO :   (Screen)

 

Diana la consultante llega a la cita previamente establecida con puntualidad y se anuncia con la asistente, quien la invita a tomar asiento y espera hasta ser anunciada, ella expresa: “espero no llegar muy puntual esa es uno de mis tantos males espero el doctor me pueda ayudar”, le expresa a la asistente, quien la invita a pasar a la sala de entrevista.

 

 Carlos buenos días veo que usted tiene la virtud de ser puntual.

 

Diana sonriente responde el saludo y expresa: “no sé si realmente sea una virtud como usted lo dice Doc. pues últimamente no me han salido bien las cosas, mejor dicho creo que nunca me han salido bien las cosas, más bien diría que mi vida entera ha sido todo un problema.

 

Carlos bueno en realidad quien no ha tenido problemas, pero dígame a que problemas se refiere usted?

 

Diana son tantos asuntos que en realidad no sé por dónde iniciar, eso es una de las cosas que me han llevado a solicitar su ayuda, pensar y pensar en lo mismo, lo único que logro es sentirme mal y arrepentirme de cosas que he hecho y de cosas que ni he hecho, es como una forma de confundirme, y esa es la razón por la cual creo que me encuentro mal y como atrapada por esto.

 

Carlos  entiendo que las confusiones compliquen un poco la claridad de su pensamiento y la toma de una decisión adecuada, lo cual complique su situación, pero me dijo que está como atrapada, atrapada me dijo?

 

Diana confundida y atrapada, mire no sé que hacer con varios problemas que tengo, encuentro solución a ellos y siento que actuó de manera equivocada, porque siempre regreso a lo mismo; he intentado todo lo que está a mi mano para cambiar pero no he tenido la fuerza necesaria para mantener una posición radical, soy muy débil y flaqueo. Mi familia y mis hijos me alientan y me apoyan en las decisiones que he tomado, ellos hasta se han sacrificado por así decirlo y soy yo la que fallo soy yo, eso es lo que también me hace sentir atrapada ya que vuelvo a los mismo y lo peor es que hago a mis hijos a volver a lo mismo.

 

Diana Mi familia me ha recomendado varias veces buscar la ayuda psicológica aunque nunca antes lo había realizado, pues creía que no era necesario, la idea de puedan decir que estaba loca no me agradaba mucho.

 

 Carlos veo que hablar el tema la genera un poco de vergüenza.

 

Diana ahora que usted lo dice si la idea de haber fracasado en mi relación de pareja por dos ocasiones y creer que yo he sido la causa de esos fracasos y que además soy incapaz de tener un hogar normal o tranquilo como los otros, ha pesado sobre mí y mi familia. También debo reconocer que me molesta mucho el que yo no pueda finiquitar una relación  que es mala y no me ha ayudado mucho, sin embargo mire ahí estoy y no puedo variar esa realidad, a veces pienso que esto no tiene ya salida y que es en vano que yo esté intentando hacer cambios a esta etapa de mi vida.

 

Diana Mire solo pensar todo este tiempo que he generado lástima en mis amigas al punto que varias de ellas las más allegadas a mí, siempre me decían: “deja a ese hombre que no te ayuda en nada”, “tu puedes encontrar un hombre mejor que te ayude y no te deje sola con tus hijos”, “tu solo le sirves para la cama y tu permites esas cosa”. Sin duda esa frases aun retumban en mi cabeza y cada vez que me recuerdo de mi problema entonces esa palabras pesan mucho más y lo peor de todo es que siempre tenían razón, hasta dejé de frecuentarlas aunque ya ellas no me decían ya nada, a mí, pero se me caía la cara de vergüenza al verlas y pensar que ellas en el fondo me veían como una persona rara o débil. Realmente estoy en el límite de mis capacidades de aguante, esta situación agotadora y ya me cansé de dar vueltas en la misma dirección, aquí ña consultante exclamó: “todos son felices a todos les sirvo para lago menos para mí mismo”, he sido la mujer perfecta, la madre perfecta, la empleada perfecta, pero no he podido ser el ser humano feliz.

 

Carlos pienso que es muy cierto que ha llegado a un punto en que no encuentra salida y está como en el límite de todo.

 

Diana si esa es la razón por la que me estoy acercando a pedir ayuda, no puedo sola con esto y como le dije anteriormente a usted me lo recomendaron y tengo la confianza que estas reuniones me van ayudar.

 

Carlos bien Diana con todo gusto nos podríamos reunir la semana en este que viene en este mismo día y hora para iniciar de manera formal, las reuniones que sean necesarias, a fin de ayudar a que usted pueda visibilizar alguna salida a la situación en que se encuentra. 

 

Diana le agradezco mucho esta reunión preliminar aunque debo confesar que en principio me sentía un poco nerviosa lo que ha desaparecido, pues me siento atendida y eso me ha hecho sentir bien y algo aliviada, no sé por qué pero me siento así.

 

Carlos Listo entonces le parece encontrarnos el próximo miércoles a las 10 de la mañana.

 

Diana muy bien aquí estaré.

 

Carlos hasta la próxima.

.

3.2 PRIMERA SESIÓN:

 

3.2.1- Contrato

 

Carlos buenos días Diana puntual a su entrevista como un reloj suizo

 

Diana buenos días Dr. pues si como le dije la reunión anterior esa es una característica mía para bien o para mal, que ya no depende mí, no puedo negar que la mayoría de las veces eso me ha traído disgustos, pues quisiera ser como la mayoría de las personas que no se hacen problema por este tema.

 

Carlos  ¡siempre le ha traído problemas!

 

Diana bueno no siempre, la consultante lo dice con una sonrisa.

 

Carlos qué bueno que lo indica, sabe es importante para este proceso que estoy llevando con usted y antes de continuar, que yo le diga algunas cosas que pueden sonar como a “términos” de funcionamiento o mejor expresado a “condiciones” necesaria a tener en cuenta para este encuentro y para los próximos. Aunque no es una costumbre de trabajo aquí y sólo para efecto de tener la posibilidad de poder despejar alguna duda profesional sobre su situación me gustaría grabar estos diálogos que vamos a tener[1].

 

Diana realmente preferiría que no, no lo sé, la consultante evidencia incomodidad al responder a la situación presentada hace silencio uno segundos e indica…“realmente no, es imprescindible que usted lo haga”… pregunta mostrando seriedad y duda en su rostro. Quien me lo recomendó que fue una paciente suya como lo dije en la reunión anterior, ella me indicó que usted es muy profesional y así lo siento.

 

Carlos no se preocupe como le indiqué estamos antes de comenzar poniéndonos de “acuerdo” en la forma de trabajo con el fin de que usted sepa la forma de trabajo que tendremos, en efecto no es necesidad el uso de la grabadora, mirando a la consultante y sonriendo para distender el ambiente le digo…”parece que voy a tener que escribir bastante y será un buen ejercicio para mi memoria”….

 

Diana se sonríe y mostrándose más tranquila y dice…”gracias por entenderme”, la idea me incomoda un poco.

 

Carlos  la idea es encontrar las mejores condiciones para el trabajo que vamos a realizar, creo que este punto está listo, me gustaría como otro aspecto de estos acuerdos tener una reunión semanal con usted a la hora que henos venido reuniéndonos y tal como la vez anterior nuestra entrevista tendrá 45 minutos de duración.

 

Diana con eso no tengo ninguna forma de problema Dr., los días miércoles mi trabajo no me exige mucho y además he hablado con mi jefe y está muy de acuerdo que yo haga mi tratamiento psicológico, él conoce mi situación y tengo su apoyo  

 

Carlos bueno entonces tenemos un segundo punto acordado; es importante indicarle que en este proceso psicológico que llevaremos, me encuentro obligado por la ética profesional y por la ley orgánica de la salud pública a mantener de forma “confidencial” todo lo que trataremos eso incluye las anotaciones que realizaré durante nuestros encuentros y los que realice al culminar cada sesión de trabajo.

 

Diana estoy muy clara de lo que me indica y le agradezco que me informe

 

Carlos con eso tenemos acordado el tercer punto.

 

Carlos bien entonces, ahora es importante que sepa que para el trabajo que voy a realizar requiero de usted sostener diálogos francos, con ello contribuye a que de apoco yo me pueda aproximar, a la comprensión real de los distintos aspectos que se encuentren participando en la causa principal de sus dolencias psicológicas, las cuales nos expliquen su situación emocional. Es decir dialogaremos sobre la base de la espontaneidad tal y como lo hemos venido realizando hasta ahora; de mi parte yo escuchare siempre con mucha atención y dado que no usaremos grabadora, deberé anotar algunas ideas, cuando sienta la necesidad haré preguntas necesarias.

 

Diana me alegra escuchar que mantendremos el estilo de conversación del principio, me siento mejor cuando pienso que estoy conversando pues eso me es más natural, entonces este es otro punto para acordar, verdad? Pregunta y se sonríe.

 

Carlos verdad le respondo devolviendo la sonrisa, es el cuarto punto.

 

Carlos  se produce un silencio  (…) de varios segundos, luego rompo el silencio y le indico que ella es una persona que se da cuenta rápido de las cosas y que además hasta ese momento me estaba demostrando, que era una persona con facilidad para ajustarse a las situaciones.

 

Diana (…) sosteniendo el silencio que se prolonga por varios segundos me responde diciendo “si por lo general soy  ese tipo de persona, sin embargo el problema mi problema mi mundo sentimental a ese no he podido ajustarme”.

 

Carlos si en efecto eso se puede apreciar con la información que me brindó la sesión anterior, sin duda hay factores que están participando y que usted no puede advertirlos, las razones aparecerán con el transcurso de su narrativa es decir lo que me cuenta, el avance que tengamos cuando hablemos más en detalle de sus “males”. Aquí hago una ruptura para hablar del siguiente punto de acuerdo, pues la consultante se encuentra con necesidad de querer abordemos ya los temas de diálogos relacionados a su problema, sin haber logrado cerrar aún el “encuadre” del proceso.

 

Carlos otro aspecto que sirve para las sesiones que sostendremos tiene que ver con el uso de su tiempo, es decir como usted ya sabe el tiempo de las reuniones serán de 45 minutos, tiempo que es suyo y el cómo lo invierte también, yo solo escucho y pregunto cómo o qué?….. me interrumpe la consultante.

 

Diana  como acordamos en el punto anterior y entiendo que ese es otro acuerdo de trabajo.

 

Carlos  es correcto, finalmente y para cerrar esta parte le indico que al tener la información completa de su caso, tendremos una sesión donde le indicaré todas mis opiniones con respecto a su situación psicológica, será como una forma de diagnóstico de su situación psicológica. Tiene alguna duda o inquietud con respecto a lo que hemos dialogado hasta aquí?.

Diana  sonriendo la consultante indica: “ninguna en realidad no tengo ninguna duda.  

 

Carlos que bueno saber que todo está claro para usted con respecto a este proceso que estamos iniciando, en este punto me gustaría retomar algunas cosas con respecto al dialogo que tuvimos en la reunión de exploración y que me quedaron claros con respecto a sus relaciones sentimentales que la ha puesto en tensiones.

 

 3.2.2.- Problema   (Screen)

 

Carlos bien entonces creo que estamos en condiciones de iniciar el proceso, me gustaría saber si su problema es el amor como sentimiento o las personas con la que usted experimenta ese sentimiento?

 

Diana sabe pensé en un momento que el problema era el sentimiento, fue absurdo pensarlo de esa manera, pero los momentos y las situaciones que he pasado me llevaron en ese instante a sentir eso, ….aquí la consultante se pone algo llorosa y marca una facie de tristeza y hace silencio por unos segundos…. Luego y casi al final es que me he dado cuenta que no es así sino que soy yo el problema.

 

Carlos cómo inicia ese problema.

 

Diana mi problema inicia en mi adolescencia cuando me vi engredada en una doble relación sentimental entre mi mejor amigo y mi enamorado, donde no pude poner en orden mi vida y culminé, relacionándome con ellos sexualmente, con mi enamorado porque le tenía afecto y con mi amigo porque me gustaba y este se refugiaba en mí, ahora que lo pienso de alguna forma yo también encontraba refugio en él. 

 

Carlos refugio dijo usted?

 

Diana  si debido a los problemas de existían entre mis padres, dado que este era alcohólico y mi madre vivía verdaderos conflictos que de alguna forma también me alcanzaban, por eso es que en mi mejor amigo, me sentía asegura siempre que hablamos, lo que no podía hacer con mi enamorado. En el fondo siempre quise salir de la casa era insoportable los problemas entre mis pares, eso fue una de las razones por la que decidiera irme a vivir lejos de ellos.

 

Diana consentir las relaciones sexuales con mi mejor amigo a espaldas de mi enamorado, era sin duda una forma de no perderlo, y no perder esa confianza y compañía que resulta ser era una especie de confusión, tal como ahora. Esta es también la razón para que no supe de quien  quedé embarazada y es el inicio de una vida complicada y llena de malestar de la cual no logro salir.

 

Carlos me dijo que se encontraba confundida, eso suele ocurrirle a las personas, la paciente se sonríe, continuo y le digo: “conoces a alguien que no se haya confundido en algún momento de su existencia?

 

Diana  pues claro que no.

 

Carlos y eso como la hace sentir?

 

Diana en realidad no me tranquiliza mucho conozco que hay personas más confundida que yo, pero esas personas no han lastimado a nadie, yo he expuesto a mis hijos por estas confusiones y esta incapacidad de tomar un decisión firme que no la puedo tomar y me llevo gastando años y juventud en los mismo.

 

Carlos  la siento como si estuviera sosteniendo una competencia donde más que participar, usted se impone la necesidad de ganarla.

 

Diana usted lo ha graficado muy bien y resulta que estos últimos años son los que más he sentido esa necesidad. La consultante vuelve a tomar un tono de tristeza y exclama: “esto es un carrusel que no se detiene y que a lo mejor nunca de detendrá”; he intentado una y otra vez, pero al final por mi falta de decisión vuelvo a lo mismo.

 

Carlos  puede explicarme mejor esta parte.

 

Diana al quedar embarazada y no saber de manera clara de quien y en la época no saber qué hacer y o decir a mis complicados padres, opté por huir con el primero que me brindara una salida y eso hice, viajé con mi amigo a los EEUU he hicimos vida de pareja, esto fue el paso más equivocado de mi vida, sufrí mucho sola y después con una hija, mi pareja se volvió alcohólica, pienso que ya lo era y nunca me di cuenta, también él se complica con las drogas, mi vida realmente fue muy mala …… paciente llora…… hace pausas ……, retoma el dialogo expresando que después de varios años, logro tomar la decisión de pedir ayuda a mi padre para intentar retornar pues mi vida era invivible. A escondidas y con ayuda de amigos logré salir no fue fácil, pues mi hija al nacer allá es ciudadana norteamericana, así que imagínese no fue fácil nada fácil.

 

Carlos me doy cuenta que experimento mucho sufrimiento.

 

Diana  si definitivamente si pero no se si lo que vivo ahora duele más, cuando regresé y al cabo de poco tiempo, me vuelvo a relacionar con mi antiguo enamorado. Sabe ….. Vuelve a ser una breve pausa….., siempre he pensado que mi hija es de el de Richard asi se llama y eso fue lo que en el fondo me animó a volver con él y tener dos hijos más y aquí comienza o continua mi calvario, pues los años que habían pasada habían cambiado a Richard, ya no era el chico amable y cariñoso y preocupado por mí, ahora era más egoísta más pensando en sus intereses aunque no es mala persona como padre.

 Carlos un esposo debe ser algo más que un buen padre?

 

Diana a eso me refiero y tal vez esta es la razón por la que no puedo desprenderme de él, sé perfectamente que me hace daño, que no me deja desarrollarme, que me ata, pero es su padre …. silencio de la consultante … bueno eso creo porque de alguna forma los apoya a sus hijos inclusive a la mayor.

 

Carlos y ese silencio suyo que significa

 

Diana que eso de ser buen padre no es suficiente para mí, que tengo en casa o tenía en casa un padre y no un compañero, mire he sufrido mucho en esta relación, ya ni se cuántas veces nos hemos separado, su problema es que es mujeriego, lo cual descubrí al poco tiempo de iniciar nuestra relación. He soportado humillaciones, he visto mensajes muy comprometedores en su celular y en su cuenta de Facebook, incluso han llamado mujeres a mi casa a decirme que deje a ese hombre que no me ama y que ni como mujer le sirvo que se ni “tirarlo” discúlpeme Dr que hable así pero esas ofensas incluso recibo de su parte. Mire en todo este tiempo he tenido la oportunidad de conocer a tres hombres que son todo lo contrario de mi esposo y que en realidad me he sentido bien inclusive me han ayudado económicamente.

 

Carlos  ¡económicamente dijo!!

 

Diana  si porque yo soy la que tengo que velar por esa parte también, siempre he tenido que hacerlo, el dinero de mi esposo no lo vi nunca y lo disfrutaron otras personas, mi sueldo de profesora de servidora pública no en mucho y he pasado necesidades, mientras Richard tiene para gastar con esa mujeres con las que el  más?

 

Diana estoy segura que seguir demostrando que yo soy débil ante él y que cedo con facilidad y que termino finalmente haciendo lo que quiere, porque luego de estar seguro que había terminado con mi novio el volvió a regresar con la mujer que tiene, es un juego y yo su objeto. Pero como eso no es suficiente para mí tenía que volver a sucederme.

 

Carlos me está diciendo que existió una segunda vez, es decir intentó volver con su novio?

 

Diana no así… se sonríe… si lo pensé pero la vergüenza me pudo más no lo busqué, sin embargo unos meses después que dejó de venir a casa mi expareja, decidí vivir mi vida sin marido que moleste, pienso que esa decisión me ayudó mucho porque salía con mis amigas, retomé mi vida social y conocí a Marcos un vigilante que estaba separado, salimos varias veces y tuvimos una relación bonita, mis hija especialmente me animaba a mantener esta relación dado que también  él me ayudaba económicamente, aunque en realidad no me sentía enamorada. Marcos estaba en planes de divorcio y no tenía hijos con esa señora, eso me agradaba mucho, pues él se supo ganar a mis hijos. De pronto aparece nuevamente mi expareja y esta vez me amenaza a mí y a Marcos que le va hacer daño y a denunciar en su trabajo y hablar con su mujer para que no se divorcie e incluso fue a la casa de ella, no me pregunte como supo su dirección, pero llegó a realizar un escándalo, y también maltrató y acusó a mis hijos de malos y desleales con él, esto fue muy duro para ellos y para todos. Usted entiende nadie quiere problemas y ahí quedó todo.

 

Diana pero lo más crítico es que aprovechando que estaba de viaje en la playa con Marcos, mi expareja se mete en mi casa y se queda tres días esperando que llegue y sabe la sorpresa que me llevé al llegar a la casa y este tipo sale a realizar una escena, por un momento temí que ellos (Marcos y su expareja) se puedan ir a las manos, sabe eso fue lo que me llevó a terminar con mi nuevo novio. Al final mi ex se queda en la casa por dos meses repitiendo toda la historia, que usted ya sabe.

Carlos veo que no ama a su expareja y eso lo puedo entender, sin embargo veo que él para usted es como una “necesidad”, es correcto lo que percibo?

 

Diana no lo había visto como usted lo dice, pero resultaría ser así porque no tengo ninguna explicación lógica para que yo haya caído esa dos veces más aún cuando reconozco que no lo amo y hasta he llegado a odiarlo por todo lo que ha pasado, eso me ayuda a explicarme a mí misma mis acciones, porque ahora que encontré un hombre mayor que mí y que ofrece todo, casa, cuidar y mantener a mi familia, un hombre viudo y que sus hijos respetan su decisión unirse conmigo.

 

Diana  cuando se enteró mi expareja intentó regresar a la casa pero no lo dejé entrar, entonces me amenazó con hacerme problema en mi trabajo y también de agredir a Juan, lo que me asustó y aún eso me llena de mucha vergüenza, por lo que me he alejado un poco de mi  novio, aunque este me dice que lo deje todo y que me valla con él, con quien tengo seguro el resto de mi vida pero en el fondo ese algo interno mío me tiene inquieta y no me deja tomar una decisión firme.

 

Carlos esa necesidad que hablé tiene alguna relación con su propia historia en la su relación con sus padres?

 

Diana siempre existió discusiones y conflictos entre mis padres y la idea de que ellos de separen realmente me asustaba mucho, pues creía que mi familia y yo quedaba desprotegida, esa sensación y preocupación para mis hijos no lo quiero, siento que no tengo derecho a generarles esas preocupaciones a mis hijos.

 

 

3.3 Una sesión intermedia (próxima al final) Screen

 

Carlos la consultante llega a la sesión con un nuevo arreglo personal está más sonriente que de costumbre lo cual connoto diciendo: … pase usted y póngase cómoda, veo que ha cambiado de look…

 

Diana  en efecto Doc estoy muy decidida a cambiar y eso va con todo…sonríe y expresa...los cambios deben ser radicales estos encuentros me ha ayudado a estar más clara y a orientarme mejor conmigo mismo... continúa… eso incluye lo de adentro y lo de afuera y por ello estoy feliz.  En casa mis hijos y como le he dicho en las reuniones anteriores, mi hija está contenta, me alienta mucho y veo que no solo yo logro estar un poco más tranquila sino que mis hijos también se encuentra tranquilos. 

 

Carlos eso explica esa felicidad que expresa y que parece no caberle en el pecho.

 

Diana pero cómo no estar feliz si luego de varios años de estar dando vuelta en la misma situación con mi expareja  había dejado pasar oportunidades pero más que eso, poder parar esa forma de relación que tenía con mi ex, pues siempre terminaba por complicarme la vida, fui entendiendo con dificultad y usted ha sido el que me ha ayudado y también testigo de cuanto me costó dar este paso y liberarme de apoco. Siento que fui utilizada y eso me hace dar coraje conmigo, pensar que estaba errada y dejé que me utilicen, era solamente el egoísmo de mi ex que no quería que ningún hombre se me acerque y me toque como mujer que soy, con deseos corporales y deseos espirituales de tener una familia y un hogar, creo que lo empiezo a lograr esa es mi felicidad.

 

Carlos la culpabilidad y el enojo sobre todo funciona como una forma de castigo, se está autocastigando por lo vivido con su expareja, podría decirme cuál es su culpa?

 

Diana cambiando la expresión del rostro ahora en un formato más seria dice: … el haber parado estos antes y darme cuenta que las intenciones de mi ex no era las mías, de haber permitido que juegue y me utilice, de haber sufrido y hacer sufrir a mi familia, de haber perdido oportunidades. De vivir la vida que llevé junto a mi expareja y de lo frágil que era y cómo este me podía envolver con sus actitudes, que no eran serias para conmigo, nunca lo fueron, fui como un juego y claro yo terminaba por declararlo ganador, cuando lograba alejarme de esas oportunidades por creer o tener esa necesidad de creer como ya lo hablamos. Pero eso ha cambiado ha cambiado mi vida, ha cambiado he cambiado en mi manera de ver las cosas, hoy siento que tengo más dominio de mí.

 

Carlos si eso lo puedo ver y me alegra también, aunque en efecto hablamos de la necesidad suya con respecto a su ex, aún no hemos profundizado, hablando en sentido figurado sobre las razones que se instalara esa necesidad, le propongo dialogar ahora sobre eso.

 

Diana si claro, no sé por qué…la paciente sonríe expresando: sabía que en algún momento íbamos o llegaríamos a hablar de eso, confieso que en el fondo no quería algo de temor supongo, pero pienso que ahora es necesario, por cuanto he podido sentir que esa ha sido una de las razones, por la que mi ex, ha sabido manipularme y sacar ventaja, sabe desde que fui entendiendo que yo tenía una necesidad de mantener una relación con él y que ello me cegaba, he experimentado un gran alivio, se entonces que al encontrar la raíz de esto, comprenderé muchos por qué? en mi cabeza y de seguro estaré más fuerte para mantener esta actitud que me gusta. Sabe que mis amigas me ven y me dicen que estoy muy bien y eso me agrada, dos de ellas quieren venir con usted, yo le hago buena propaganda…..me mira se inclina hacia adelante y dice: es cierto yo se los he recomendado.

 

Carlos devolviendo la sonrisa…. contesto gracias con todo gusto las atenderé si llegan a venir, ahora que la he escuchado, tengo otra pregunta: …unos segundos de silencio… en dónde pondría usted razones para haber insistido sin amor en una relación como la mantuvo con su expareja?

 

Diana va a decir que soy “bruja” pero me imaginaba que usted en cualquier momento me iba a realizar esta pregunta…la consultante lo expresa muy sonriente… y continúa… lo he pensado mucho y la respuesta la encontré en mi relación con mi abuela, realmente a más de quererla llegué a idolatrar a mi abuela María, Doña María como le decía yo, ella apoyó mucho a mi madre y fue como un ejemplo a seguir, pus con el abuelo ella sufrió mucho, es como si las mujeres de mi familia, estuviéramos predestinada a sufrir en nuestras relaciones matrimoniales, sin embargo y pese a las dificultades mi abuela supo continuar con el abuelo hasta su muerte. Ella la abuela decía que la mujer siempre debe ser más inteligente que el hombre, y debía ser la mujer la que cuide el matrimonio; por parecerme a mi madre mi abuela se relacionó mucho conmigo, hasta podría decirse que era la nieta más querida era yó, siempre hablaba conmigo para darme consejo y también para inculcarme que ayude a mi madre, pues la relación con mi padre nunca fueron buenas, mi madre sufría por los constantes problemas con papá, usted sabe mujeres y bebidas.

 

Carlos entiendo la estrecha relación con su abuela, es que usted intentaba igualar al repetir las acciones admirables y de aguante de su abuela y de su mamá en su vida matrimonial?

 

Diana aunque esa no era mi intención pero ahora que usted lo pregunta he estado repitiendo lo que he criticado de mi abuela y de mi madre, pues aunque quise a mi abuelo y amé a mi padre, siempre cuestioné esas conductas y el dolor que le causaban, he estado viviendo en una incoherencia y diría que ciega, eso me explica a mí no se a usted Doctor el que yo cedía una y otra vez y hacía nuevas ilusiones y falsas esperanzas. Puede que esto que le voy a contar ayude aún más. Cuando la abuela fallece por problemas cardiacos en el segundo de sus infartos pidió hablar a solas conmigo y entre las cosas que hablamos y que me pidió, era que no  deje a mi madre y que sea una verdadera mujer de mi casa; bueno por las razones que usted ya conoce debí abandonar a mi familia.

 

Carlos entiendo perfectamente, pero existe algún vínculo entre ese incumplimiento que vamos a llamarlo así  el no quedarse con su mamá, con la segunda petición de su abuelita?

 

Diana ya, ahora todo tiene más lógica, por un tiempo me sentí mal por no cumplir con lo ofrecido a la abuela  que coincide con el tiempo en que las cosas funcionaban más o menos con mi pareja en los EEUU, aunque en esa época esa sensación de molestia lo miraba más como una reacción de extrañar a mi familia que con relación al  juramento que en realidad no fue tal pero que yo le di ese carácter hasta ahora. Sin embargo cuando inician mis problemas con mi expareja acá en el ecuador sus por las infidelidades y formas de abandono en que me dejaba, ahí si podía cumplir con el encargo….silencio de la consultante… repetir la historia y repetir la fortaleza y el aguante de la abuela. Y si pues cada vez que se producía una reconciliación con mi ex, yo experimentaba cierto alivio, aunque después ya sabía que todo lo bonito de un “retorno”  siempre iba a ser momentáneo y ahí radica mi gusto y mi satisfacción en el cumplimiento de la promesa, en mi necesidad creada, es como paradójico todo esto que he vivido años y que empiezo a resolverlo de a poco.

 

Carlos qué no tiene paradoja, si todo el mundo pudiera ver las cosas como lo hace usted ahora y realizar un análisis ajustado a la realidad desde una visión retrospectiva, entonces ser psicólogo ya no fuese un buen negocio, no cree usted.

 

Diana si por su puesto, claro que si yo no venía con usted aún seguiría sin identificar qué aspectos son los que me han llevado a actuar de esta manera, sabe creo que nunca hubiera llegado a encontrar este “fondo” que me ata a una forma de actuar, a llenarme de culpa y a remorder mi dolor y el abandono. Fíjese he estado yo misma solapando esas forma de actuar de mi expareja. Pero también le explico que yo interpretaba que él tenía un poder sobre mí y que por eso no podía poner un fin a esta situación. No piense mal pero también llegue a creer que mi ex conviviente me había hecho un trabajo, sabe a qué refiero?

 

Carlos me está diciendo que usted qué pensó en que su ex le hizo una brujería y dígame buscó a alguien para que le diera la contra?

 

Diana  si mis amigas y compañeras del colegio me llevaron por el suburbio donde un brujo y este me hizo algunas sesiones…paciente se ríe…que vergüenza, e incluso me dio un amuleto   y nada, la explicación que me dieron al fallar fue que tenía que ser el mismo brujo que me la puso, porque era algo fuerte. Pero que va funcionar si eso no es, yo soy la única razón por la que mi expareja, haya podido complicarme mi vida.

 

Carlos  que bueno para usted que va de a poco tomando claridad de lo que ha pasado en su relación, pero lo mejor es que usted está tomando decisiones libre de condiciones psicológicas que la lleven en dirección contraria.

 

Diana de acuerdo con lo que me dice, al ir avanzado en mis encuentros con usted he visto y analizado cosas que sola nunca las hubiera podido ver, menos analizar. Definitivamente estoy tomando el control de mi vida, como siempre quise,  por eso ahora estoy más firme al punto que mi expareja no se explica mis cambios con respecto a alejarlo de mi vida y por eso ahora tomo mejores decisiones con respecto a esa relación, es decir las mantengo. Definitivamente todo está cambiando para bien, mi novio me ha dicho que me encuentra muy bien y que ahora si se ve con ganas de mantener y sostener esa relación. Eso es verdad porque aunque no lo he dicho si me siento, disfrutando mejor mi vida mi relación con mi novio y mi vida sexual.

 

Carlos  definitivamente me alegra mucho escucharla y ver que está muy contenta con usted mismo; bueno estamos ya en la hora de cierre y como en indique en la sesión anterior a esta, que en dependencia de lo que me presentase hoy, en base a ello planearíamos la reunión de cierre del proceso que es a lo que llamamos el “alta”, entonces tendríamos una reunión más y luego de ello la sesión de cierre.

 

Diana de acuerdo Doctor.

 

Carlos de acuerdo entonces hasta la próxima Diana.

 

3.4 Sesión de cierre.

 

Carlos la consultante ingresa segura y entusiasta, saluda con familiaridad al profesional  a lo que respondo…buenos días Diana, como de costumbre muy puntual a sus citas, como le comenté la última sesión, esta será nuestro último encuentro.

 

Diana buenos días Doctor si sabe estoy como experimentando un poco de sentimientos mezclados, por un lado estoy muy feliz y contenta con lo que he logrado en este proceso con usted, siento que he roto algunas cadenas que me pesaban mucho, es la idea de haber terminado algo bien en mi vida y al tiempo de haber comprendido lo que me pasaba. Aliviar mi alma y sobre todo ya no sentir culpa ni miedos.

 

Carlos en efecto he visto sus logros y también sus cambios, durante este proceso usted pudo aclarar unas ideas que se habían instalado de manera errónea, las cuales se anclaron en sus temores de no poder ofrecer una “familia completa y feliz” sin darse cuenta que lo que estaba realmente ofreciendo era todo lo contrario, es decir ofrecía un sistema familiar de “intermitencia” que generaba todo lo contrario de lo que usted pretendía dar.

 

Diana sonriendo y con gesto de aceptar con su cabeza me expresa…“totalmente cierto lo que me dice”…., desde la primera sesión salí con esa idea, que realmente en el fondo y al principio me costaba aceptar, era como  descubrir que seguía cometiendo equivocaciones y me angustiaba la idea de saber que no podía ponerle fin o que “nunca” llegará ese fin.

 

Carlos precisamente “el miedo a sus miedos” fue otro de los factores que le costó vencer, pues estos temores trabajaban en conjunto y muy ligados a sus ideas erróneas de la unidad familiar. Sólo cuando pudo dar un giro y salir de ese entramado que había diseñado usted mismo, es que logra desactivar y comenzar a romper esa cadenas que me hablaba hace unos minutos y durante todas nuestras sesiones.

 

Diana fue un acierto venir con usted …… como perdí tiempo antes.

 

Carlos creo que las personas tienen su propio “time” para realizar sus procesos psicológicos, por ello considero que usted llegó en el mejor momento para su proceso, la evidencia es la escalada de mejoramiento que usted fue realizando… me interrumpe la consultante…

 

Diana desde la primera cita ….”muchas gracias Doctor…

 

Carlos la clave de su proceso fue definitivamente reconceptualizar la idea de “familia completa” idea que se había construido sobre la base de una necesidad suya con respecto al ideal de familia de origen que no tuvo dado los distintos problemas entre sus padres. Para agravar su cuadro esta situación usted también y de modo natural y no consciente las ligó con su culpa con respecto a la historia de su primera hija, pues la condiciones de duda sobre la paternidad de ella y la culpabilidad, se fusionaron y de ese todo, pues ninguna cosa clara para usted ni afectiva ni de pensamiento podía resultar de eso para usted.

 

Diana ahora veo la ruta que usted trazó para mí, no veía el camino, solo sentía los alivios en mi alma y en mi ser, que esa formas de pensar tenía o lograba luego de cada reunión,  ahora mi vida ha cambiado definitivamente, me siento a plenitud y totalmente libre. Tengo mi familia unida que son mis hijos y yo, tengo un hombre que me quiere y me acepta a mí y mi familia, trabajo en lo que me gusta y gracias a ese hombre no tengo ya necesidades económicas, es la primera vez en mi vida que vengo trabajando solo para mí, mi sueldo solo para mí, el resto juan me lo resuelve. Definitivamente usted tiene razón en todo con lo que a mí se refiere, si es verdad definitivamente llegué con usted en mi peor momento psicológico pero a la vez en mi verdadero “Time” terapéutico.

 

Carlos  el mérito es todo suyo Diana, además como le dije en reuniones pasadas, esto depende también de condiciones colaterales que converjan o coincidan con el tiempo psicológico para su terapia u orientación que por donde más ha sido caso. Y con esto entonces estamos en condiciones de cerrar su caso y emitirle su alta.

 

Diana mil gracias nuevamente.

 

4.- Análisis de la técnica empleada.

 

4.1.- Trabajo de encuadre del proceso: constituye un elemento importante y medular del proceso, sin él hubiera sido posible lograr lo que Calviño (1998) llama “settin”, en su propuesta del enfoque del “esquema referencial de alternativas múltiples”, que implica el acorralamiento y trabajo sobre el verdadero problema pero fundamentalmente mantenerse en ello. El establecimiento de un buen encuadre en el manejo de la orientación psicológica de la consultante, determinó lo que llamo el verdadero trazado de la cancha sobre la cual jugaremos los roles que este proceso demandó, que culminó en el caso de Diana de manera éxito.

 

4.2.- Clarificación de puntos relevantes: La narrativa de la consultante al igual que otras personas, se orienta en aquellos aspectos que si resultan importantes para la historia y vivencia del consultantes, estos pueden no resultar relevantes con respecto a la situaciones que instalaron el problema en el paciente y que además de alguna forma tienden a perpetúan, como diría Julian Rotter, la perpetuación del signo neurótico, consiste en la desatención de los aspectos esenciales o claves del problema, que orientan al sujeto a repetir y repetir, eventos nosógenos, los cuales productos del malestar orillan al consultante a experimentar como el en caso de Diana, la idea de imposibilidad y de fragilidad como para mantener una decisión con respecto al distanciamiento que, pretendía establecer de su expareja como ella lo llamó durante todo el proceso.

 

4.3.- Refuerzo del Progreso: Significa afirmar o resaltar positivamente de modo constructivo los eventos de logro que la consultante fue presentando de a poco durante el proceso que se llevó con ella, esta técnica se usó pocas veces en el proceso y de modo particular se concentró en su puntualidad, en tanto esa actitud que es un valor en sí, ella no lo reconocía como tal. Reforzar también los análisis que realizaba ante derivadas de las preguntas o señalamientos que se le hacían, generaba un clima de seguridad y confianza a la vez que tuvo un efecto  de remarcar lo acertado de su pensamiento así como de sus comportamientos ligados a esos estados o vivencias afectivas que alcanzó a manifestar.

4.4.- Comunicación empática y de experto: Para el caso de Diana esta forma de comunicación caracterizada por generar un sistema de dialogo “compresivo” y de literalmente “puesta en la posición del otro”, resultó un recurso que trajo ventajas en la interacción con la consultante, esta postura libera a la paciente de situaciones valorativas incómodas y la condicionó favorablemente, para el trabajo y el dialogo sostenido que ella propuso constantemente.  Asociada a esta técnica se propuso para el trabajo de Diana un sistema de dialogo con carácter de “experto”, donde la intervención y las pocas afirmaciones realizadas por el profesional, debían ser señaladas con ese timbre, a fin de consolidar, las respuestas de cambio y favorecer a la consultante esa disposición apoyada en el dominio y experticia.

 

4.5..- Resumen: recurso que se empleó al final del proceso en la sesión de cierre, que es donde más se dialoga con la paciente, para presentarle de modo concreto, abreviado y secuencial, las distintas redirecciones lógicas, que lograba la consultantes en su proceso, lo cual funciona a modo de sello en la generación o provocación del cambio.

 




[1] No es lo usual en la atención psicológica de nuestro país por lo que es necesario preguntar y obtener de este su opinión sobre el particular, como en efecto lo hice. Sólo de lo hace para efecto de este trabajo

Ver post completo...